Una escapada romántica a Pachuca

Cada vez más se acerca el 14 de febrero, ese día tan especial dedicado a compartir abrazos, besos, cariño y pasión. Sin embargo, es bien sabido que ese día puede representar un auténtico caos, al menos en la Ciudad de México, por lo que lo mejor es planear una escapada a un destino cercano.

Entre esos destinos están los estados más cercanos a la Ciudad de México como Puebla, Estado de México, Hidalgo o Morelos. La entrada la dedicamos, naturalmente a Pachuca, “la Bella Airosa”.

No se trata de tomar unas largas vacaciones ni de tomar un avión. Como si fuesen dos adolescentes, tomen el automóvil y dejen que empiece el romance y la diversión. En Pachuca hay un montón de opciones para divertirse, conocer, disfrutar de la vida en pareja y celebrar el amor.

Para parejas con gusto por la cultura

Midan el tiempo de su relación o lo que dura un beso frente al increíble Reloj Monumental cuya torre es de estilo neoclásico. Su cúpula fue construida en Monterrey y el cuerpo del mismo está hecho de cantera blanca. Mide 40 metros y su construcción ocurrió a partir de la conmemoración del Aniversario por los Cien Años de la Guerra de Independencia de México.

El 15 de septiembre de 1910, la inauguración ocurrió en la Plaza Independencia de la Bella Airosa y naturalmente, lo que más llamó la atención fue el reloj cuya maquinaria fue diseñada por la misma compañía constructora que hizo el Big Ben de Londres, Inglaterra.

Este reloj supone el siguiente destino de la ruta del amor por Pachuca, una mansión de dimensiones asombrosas.

Se trata la Casa Rule, una mansión de estilo inglés construida en 1896 por el minero Francisco Rule. Es bien sabido que Pachuca fue y sigue siendo un punto estratégico para la industria minera mexicana por cientos de años. De manera que Rule la construyó para tener una mejor gestión de sus negocios.

En 1942 el gobierno estatal realizó la compra del espacio y la hizo funcionar como Palacio de gobierno hasta 1971 cuando se instaló el Tribunal Superior de Justicia del estado. A partir de 1985 el lugar se convirtió en la sede de la Presidencia Municipal.

Cuenta la historia que, antes de concluir la construcción de la torre del reloj monumental, la maquinaria del mismo se guardó en el sótano de esta casa. ¿Te imaginas un momento a solas con tu pareja imaginando que vivieron en esa época? Entonces, este es un punto obligado de tu paso por Pachuca.

Como Pachuca es un destino para todos los gustos, sabores e intereses. Si más de una vez has descubierto que la relación con tu pareja se basa en arduas discusiones sobre obras de arte entonces tienen que visitar el Cuartel del Arte.

Esta galería de talla internacional se encuentra en lo que fuera la Escuela Práctica de Minas que fue fundada en 1861. Aquí podrán ver un sinfín de propuestas de artistas de México y el mundo.

Si lo suyo es la fotografía, la visita obligada será la Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Aquí se encuentra el acervo fotográfico más importante de nuestro país. Se trata de unas 900 mil piezas trabajo de más de mil autores desde 1847 a la actualidad.

En el catálogo hay fotografías de Tina Modotti, Hugo Brehme, Nacho López, de los archivos de la familia Casasola, Otto Dahl y la familia Álvarez Bravo. Claro que al salir, un selfie es obligado para tener un recuerdo más de esa interesante visita a destinos culturales.

Para parejas aventureras

Si ustedes dos son de los que les encanta andar de aquí para allá, caminando entre polvo y tierra de los lugares ancestrales pero también modernos, Pachuca cuenta con opciones aventureras, innovadoras y de alto valor histórico.

Pueden hacer una visita a Real del Monte el pueblo minero por excelencia que está a pocos kilómetros del centro de Pachuca. Ahí encontrarán la mina La Rica.

De camino a este lugar pasen por el mirador que les da una panorámica sin igual de la capital hidalguense y ojo, no olviden tomarse foto junto al Cristo Rey, una estatua de 33 metros de altura hecha en cantera rosa de Querétaro.

En Real del Monte encontrarán la Mina de Acosta y La Rica, esta última enigmática pues sigue extrayendo minerales. En ambas se pueden enterar de cada detalle del proceso de extracción y además, podrán atestiguar cómo de las entrañas de la tierra surge oro y plata, dos metales ideales para un anillo de compromiso, ¿no?

Si tu pareja y tú aman la vida silvestre conozcan el Parque ecológico “El Cerezo” y Tuzoofari. El primero es un área de ocho hectáreas de zona natural protegida en donde encontrarán cabañas, áreas de campamento, leña, lanchas, tirolesas y caballos.

El segundo es un zoológico que alberga a más de 140 especies en un área de 65 hectáreas. Aquí podrán ver a sus animales favoritos en armonía, compartiendo el alimento y muchas veces durmiendo. Seguro como pareja tienen un “animal guía” que los ha acompañado a lo largo de su relación y seguramente, lo encontrarán en este zoo.

Si a tu pareja le dan miedo las serpientes, vayan al herpetario, uno de los más increíbles de México. Hagan esto como un ejercicio para compartir sus miedos y de esta forma, superarlos.

Conozcan las afueras de Pachuca

Para todas las parejas

Hidalgo es un destino inigualable y cerca de su capital hay muchas cosas más por hacer. Por ejemplo, a 36 kilómetros de la “Bella Airosa”, se encuentra Huasca de Ocampo, un pueblo que resalta por sus calles empedradas y cuya magia está en paisajes conformados por presas, montañas, y los Prismas Basálticos.

Los prismas son unas columnas geométricas de piedra cubiertas por el agua de una cascada. Se trata de un paisaje creado a partir del enfriamiento lento de “coladas” de lava hace unos 2.5 millones de años, en el periodo conocido como Pleistoceno temprano.

De esa manera se formaron las columnas de cinco o seis caras distribuidas en posición vertical y horizontal. Estas columnas decoran las paredes de la barranca de Alcholoya por las que caen cuatro cascadas de agua que viene de la presa de San Antonio Regla.

Los conocedores dicen que para saciar el hambre lo mejor que pueden hacer aquí es comer un rico caldo de hongos y quesadillas. También recomiendan los churros que están en un puesto a espaldas de la iglesia del pueblo.

De vuelta en Pachuca y su centro, conviene visitar dos sitios muy especiales. El primero es el Ex-convento de San Francisco, un conjunto que data del año 1596 cuando en la época virreinal la orden de los franciscanos se extendía por todo México.

Históricamente su templo es considerado el más importante de Pachuca, y tiene una fachada con un barroco de calidad incomparable. El otro sitio es la Parroquia de la Asunción, la iglesia principal de Pachuca cuya construcción data de 1528.

A pesar de ser una edificación aparentemente modesta, tiene una historia extensa que queda reflejada en su fachada de dos cuerpos. Uno tiene una ventana y un nicho rematado por un frontón. El otro tiene la entrada al templo con un arco flanqueado por dos pilares y un dintel barroco.

Imagina esta escena: tu pareja y tú entran a una de esas iglesias y en ese momento, se juran amor eterno. ¿No sería increíble? Claro que no está de más imaginarlo y platicar de su fe en uno de los bancos de la iglesia. Así que si aún no saben qué hacer este 14 de febrero, visitar la Bella Airosa y sus alrededores es una de las mejores opciones para ese fin de semana.

Recuerda que este día cae en miércoles pero que sin duda, pueden reservar un fin de semana para ir o, si lo prefieren, escaparse del trabajo y venir a relajarse a uno de los tantos hoteles en Pachuca. Y recuerden, pasar momentos inolvidables no depende de una fecha, sino del mejor destino, las mejores cosas por hacer, con el hospedaje ideal y la compañía perfecta.

SHARE

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.