Pachuca, una ciudad que respira fútbol

Pachuca es la capital del estado de Hidalgo y es una de las ciudades más importantes del país. Fue un pilar muy importante de la industria minera en México, pero, también cuenta con una historia curiosa y que la ciudad lleva en su corazón, es parte de ella. Pachuca es conocida como la cuna del fútbol en nuestro país.

Todo comenzó en la etapa minera del estado, con cascaritas entre los trabajadores de dos minas: La Mina el rosario y La Mina la Joya. Esto se remonta al año 1889 y fue el parteaguas para que el deporte que introdujeron los ingleses que residían en la zona se popularizara en la ciudad.

Y cómo no, el fútbol es creador de lazos y vínculos a partir de algo tan simple como patear una pelota dentro de una portería. La popularidad del deporte creció en la ciudad y en los años siguientes y en 1892 de la mano de los mineros ingleses que trajeron el juego se fundó el Pachuca Football Club.

Posteriormente el equipo se fusionó con el Pachuca Cricket Club y el Velasco Cricket Club para conformar el Pachuca Athletic Club. Un poco más tarde el equipo recién formado disputó el primer torneo amateur de fútbol de nuestro país.

La pasión que el fútbol produce está presente en la ciudad, lo ves en la calidez de su gente, es tradición, lo ves en las sonrisas, en su entusiasmo, en la manera en que viven cada partido.

Cada gol, cada victoria, es una muestra de cómo afrontan la vida juntos. Así, el deporte se convierte en un acto de convivencia de propios y extraños, unidos por el amor a la ciudad y a su equipo. Es algo que se tiene que vivir, al menos por un momento, para sentirte parte de algo más grande.

Después de 124 años y con el título del equipo más antiguo del país, el Pachuca F.C. sigue más que vivo, dando alegrías a su afición y a los curiosos visitantes que se adentran al Estadio Hidalgo. Para visitar la sede de este equipo de leyenda, puedes encontrar hoteles en Pachuca para hospedarte.

En el estado del Pachuca se celebran semana a semana partidos donde el público da toda su energía y crea un ambiente de comunión y hermandad donde todos pueden participar.

Hablando del Estadio Hidalgo. Hay lugares que tienen una magia indescriptible, que cuando ingresas sientes una energía extraña, una energía única e indescriptible que te llena de vida. Para visitar los diferentes atractivos turísticos de la región, puedes buscar algún hotel en Pachuca para usarlo como el centro de tus operaciones.

No importa si eres aficionado al fútbol o no, asistir a un partido es una experiencia única. Ya sea por ver a los Tuzos jugar o por experimentar un ambiente fenomenal que te contagiará de júbilo y te hará cantar como si fuera la milésima vez que asistes. Después de todo, vas a querer regresar, volver a cantar, volver a saltar.

Una de las mejores maneras de conocer un lugar es a través de su gente, saber qué los motiva, qué los hace felices, y experimentar un poco de eso en carne propia. ¿Por qué no animarte a ir al estadio?

Observa cómo la gente se emociona desde que va llegando, cómo deja la garganta en el partido y no importa si ganan o pierden, la experiencia hace que dejes de ser alguien que ve las cosas desde fuera, de repente te conviertes en tuzo y siempre lo serás.

En la página del club puedes ver el calendario para que estés enterado de los días de juego. http://www.tuzos.com.mx/t2017/

Visita Pachuca y vive la tradición del fútbol, hospédate en Hotel Emily, te sentirás como en casa. Revisa nuestras ofertas: http://bit.ly/2xTjAX3

SHARE

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.